Skip Global Navigation to Main Content
Skip Breadcrumb Navigation
Boletines de Prensa y Declaraciones

Juez de los Estados Unidos Aborda Importancia de las Cortes de Drogas para Mejorar el Sistema de Justicia Judicial durante Visita a México

México, D.F., 7 de septiembre de 2012 – La Embajada de los Estados Unidos cooperó con varios socios esta semana para presentar una serie de pláticas y talleres en la Ciudad de México y Morelos para analizar los beneficios de las cortes de drogas juveniles. El conferencista de los programas fue el juez federal de los Estados Unidos Rogelio R. Flores, de Santa Bárbara, California.

Jóvenes en crisis, desde los acusados de delitos crónicos, serios y violentos hasta los que son víctimas de abuso y rechazo, representan un reto a la seguridad y bienestar de ambos países. Las cortes de drogas apoyan a los estados y las comunidades en sus esfuerzos por desarrollar e implementar programas efectivos y coordinados de prevención e intervención, y por mejorar el sistema de justicia juvenil para que proteja la seguridad pública, haga a los responsables responder por sus faltas, y proveen tratamiento y servicios de rehabilitación a la medida de las necesidades de los jóvenes y sus familias.  

Durante su visita, el Juez Flores expresó: “Con los tribunales de tratamiento de drogas no solo la sociedad ahorra dinero, es más importante entender que estos tribunales salvan vidas, reúnen familias y devuelven la dignidad Los tribunales de tratamiento de drogas son agentes potentes de cambio positivo”.

Los socios participantes incluyeron al Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, la Comisión Nacional contra las Adicciones (CONADIC), el Instituto de Atención y Prevención de Adicciones de la Ciudad de México (IAPA), la Procuraduría General de la República, ye el Tribunal Superior de Justicia de Morelos. Durante su visita a México, el Juez Flores también sostuvo diálogos productivos con miembros electos de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, así como con miembros de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal.

Más de 300 personas, incluyendo activistas de derechos humanos, jueces, ministerios públicos, abogados defensores, trabajadores sociales, funcionarios federales, estatales y municipales, académicos, estudiantes y periodistas presenciaron las sesiones. Los participantes vinieron de la Ciudad de México así como de los estados de México, La Baja California, Morelos y Nuevo León.