Skip Global Navigation to Main Content
Skip Breadcrumb Navigation
Boletines de Prensa y Declaraciones

Embajada de Estados Unidos Mejora Servicios para Visitantes Mexicanos con Tarjetas de Cruce Fronterizo

México, D.F., 24 de octubre de 2012 - A partir del 29 de octubre de 2012, la Unidad de Visas de la Embajada de E.U. en la Ciudad de México y en el Consulado General en Mérida se unirán a las otras oficinas de visas alrededor del país para ofrecer Tarjetas de Cruce Fronterizo (BCC) a los solicitantes que califiquen para la visa de no inmigrante  de 10 años para turistas y viajeros de negocios, conocida como “visa B1/B2”. La Tarjeta de Cruce Fronterizo es un documento en forma de tarjeta de crédito con nuevas medidas de seguridad, y los viajeros de negocios o turismo ya no recibirán una visa estampada en su pasaporte. Todas las visas actuales permanecen vigentes y los viajeros no necesitan solicitar una Tarjeta de Cruce Fronterizo hasta que su visa existente esté a punto de expirar. No hay cargos adicionales para la Tarjeta de Cruce Fronterizo y los viajeros continuarán pagando el costo de solicitud de 160 dólares. Los viajeros necesitarán viajar tanto con pasaporte como con la Tarjeta de Cruce Fronterizo vigentes.

Las Tarjetas de Cruce Fronterizo fueron expedidas previamente en la Ciudad de México y en Mérida. Con la reintroducción de éstas en Mérida y Ciudad de México, todas las oficinas de expedición de visas ​​en el país ofrecerán el mismo producto a los solicitantes de visas.

Los viajeros con visas de turista vigentes no tienen que volver a solicitar un nuevo documento como consecuencia de este cambio. Las visas previamente expedidas, incluyendo las visas en formato papel estampadas en el interior del pasaporte (llamadas BBBCV) y emitidas en Ciudad de México de 2007 hasta 2012, seguirán siendo válidas para viajar hasta la fecha de expiración impresa en la visa. La Unidad de Visas continuará emitiendo este tipo de visas en pasaporte para casos de viajes de emergencia y para otras clases de visas con períodos de validez distintos a 10 años.

La nueva tarjeta de cruce fronterizo es más cómoda para la mayoría de los viajeros y no significará un cambio en el proceso de solicitud. Los solicitantes que califiquen recibirán sus tarjetas en un plazo de dos a tres semanas desde el momento de su solicitud. Una característica de seguridad adicional de la nueva tarjeta es que permitirá a los titulares usar los carriles “Ready” gestionados por la agencia de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) para así facilitar los viajes para automovilistas a través de la frontera. Además, una serie de cruces fronterizos cuentan ya con un carril especial “Ready” para los automovilistas  poseedores de una tarjeta activa de identificación por radiofrecuencia  como lo es esta nueva tarjeta. Los cruces fronterizos gestionados por CBP cuentan con tecnología capaz de escanear esta nueva  tarjeta de 3 a 4 metros y medio de distancia. Los conductores y sus pasajeros sólo tendrán que mantener sus Tarjetas de Cruce Fronterizo visibles en el parabrisas mientras se procede a través del cruce.