Skip Global Navigation to Main Content
Skip Breadcrumb Navigation
Discursos y Publicaciones

Palabras del Embajador Wayne en Impulsa

Buenos días estimados amigos estudiantes. 

Estoy muy contento de estar con ustedes esta mañana,  jóvenes emprendedores.  Hace un rato tuve la oportunidad de platicar con el consejo nacional de Impulsa. La verdad quedé muy impresionado con lo que me contaron sobre el programa en el que participan. Ustedes están aprendiendo cómo funciona la economía de mercado ahora aprenden las estrategias que alientan su espíritu emprendedor; como desarrollar su nivel para conseguir y mantener un empleo; saben cómo desarrollar estrategias innovadoras para lograr las oportunidades de carrera para toda una vida.  Todo esto, me es claro, son herramientas muy útiles en la economía global.

La educación financiera, el alfabetismo financiero que se le llama, entender cómo funcionan el dinero y las finanzas, además de ayudarnos al desarrollo personal, es una parte central del desarrollo de una nación.  El trabajo educativo que ustedes reciben de Impulsa es una labor muy loable y de suma importancia.

Es importante cultivar y apoyar las oportunidades que permiten valorar las opiniones, perspectivas e ideas innovadoras de la gente joven.  Es muy relevante que la juventud desarrolle capacidades que le permitan tener una participación cívica y laboral enriquecedora. 

Hoy en día sabemos, y está comprobado, que los jóvenes son agentes positivos de cambio en sus comunidades,  pues tienen el potencial de alentar la promoción del progreso social y económico.  Y para ello es muy importante la educación en las capacidades que generan el bienestar, lo que en los Estados Unidos llamamos “las habilidades ciudadanas”. 

Darle el poder a los jóvenes para ser agentes de cambio en sus comunidades es lo que su programa IMPULSA hace, y con lo que el gobierno de los Estados Unidos está comprometido. 

Es probable que muchos de ustedes sepan que  el 50% de la población de México es menor de los 27 años de edad, lo que hace muy posible que ustedes se  conviertan en el liderazgo económico, social y político de México, más rápido que otras generaciones. 

Me gustaría compartir brevemente con ustedes algunos de los temas y proyectos en los cuales la Embajada de los Estados Unidos está trabajando para facilitar las oportunidades y para construir relaciones fuertes con jóvenes como ustedes:

Estamos trabajando para facilitar el intercambio de estudios a nivel universitario. En 2011 el Presidente Barack Obama lanzó el programa “La Fuerza de los 100,000 en las Américas,” para  traer a 100,000 estudiantes latinoamericanos a estudiar a los Estados Unidos, y a la vez mandar el mismo número de estudiantes de los Estados Unidos a países de Latinoamérica.

También, hemos creado programas de liderazgo, entre ellos, el de Jóvenes Embajadores, el de los campamentos internacionales de ciencia, y el programa “Jóvenes en Acción”.  Ustedes pueden encontrar más información a cerca de estos programas en nuestro pagina web.

Lo que quiero decir al comentarles es que tenemos el compromiso con la juventud,  que los asuntos económicos ocupan el corazón de la agenda para ustedes y nosotros, porque los negocios y la economía están en el centro de la relación México-Estados Unidos.   Intercambiamos bienes y servicios que alcanzan los 1.25 mil millones de dólares al día en negocios binacionales, y nuestras economías están integradas  de muchas formas.  Millones de empleos en ambos países dependen de esta relación bilateral.

Vine hoy a visitarlos y  conocer de cerca el programa Impulsa porque la diplomacia es mucho más que la relación entre los gobiernos, se trata de inculcar en las futuras generaciones el respeto por los principios que nuestros dos países comparten.  Y ustedes son un testimonio vivo y positivo de esto para sus familias, comunidades y para todo México.

Quiero agradecer a los líderes adultos que nos acompañan esta mañana por ayudar a construir un mejor futuro para la juventud de México. Su trabajo no podría ser más importante, y su compromiso realmente me inspira.  Aprecio todo lo que ustedes están haciendo para asegurarse que este futuro de México sea más brillante, seguro y próspero.

Muchas gracias por la oportunidad de hablar con ustedes.